5.2.12

El morboperiodismo

No suelo meterme en nada que se parezca a "esto", pero me parece SUMAMENTE SENSATO compartirlo.

Eduardo Feinmann de C5N y Radio 10 debe estar feliz, tomando champagne, pidiendo más sangre, más truculencia, más morbo, más sensacionalismo, más madres de asesinos pidiendo que maten a sus propios hijos. Más tragedia. Eduardo Feinmann sería feliz si todas las semanas tenemos un odontólogo Barreda,  los gerentes de noticias “chochos” viendo cómo pueden aumentar el raiting vendiendo policiales a “troche y moche”, poniendo musiquitas de terror y el cartel de urgente. Por favor, más terror, más miedo, es la agenda que pretenden.  Más  violación de la privacidad, más victimas llorando, más cadáveres en vivo y en directo, más reconstrucciones de asesinatos. Qué felicidad: cómo sube el raiting, un punto más, “soy feliz”, que el crimen y el delito estén permanentemente en el hogar. Así también pueden mezclar todo, confundir a los televidentes diciendo que “la delincuencia se ha descontrolado y las autoridades no hacen nada…” “Necesitamos más policías, más mano dura, basta de que los delincuentes entren por una puerta y salgan por la otra. Con los militares estábamos tranquilos, esto no pasaba.” Mientras tanto siguen dando cada 5 minutos noticias violentas.
En este contexto donde algunas empresas periodísticas y algunos animadores televisivos parecen vampiros ansiosos de más sangre les pido a los hijos y a los nietos que nos están leyendo, en relación a sus papas y abuelos, que si ven que están frente al televisor muchas horas, traten de correrlos, de buscarles otro entretenimiento porque posiblemente terminen mal, nerviosos, perseguidos, paranoicos, les aumente la presión. O si pueden, sugiéranles que vean Canal Encuentro, Canal A, Utilísima, Gourmet pero les pido por favor que los liberen de los Eduardos Feinmann y compañia. Verlos les hace mal a la salud. Cuidalos y cuidate de Eduardo Feinmann y de lo que él significa. Cuidate.

(Gerardo Yomal - http://puedecolaborar.blogspot.com/2011/12/cuidate-de-eduardo-feinmann.html)

(y el otro Feinmann en contra de los blogs... qué cosa che)

No hay comentarios:

Publicar un comentario