5.2.12

Junip

No obstante la falta de inspiración, quisiera escribir sobre esta banda.
Me la recomendó una de las personas más indescifrablemente buenas que conocí en mi vida; lo conocí hace un año. Lo aprecio muchísimo y lo extraño sobre todo cuando escucho esta banda y un par de otras bandas que también me hacen ir a otro planeta, y extrañarlo como se extraña a un hermano mayor o a ese par de medias que te abrigaron los pies cuando helaba tras las ventanas.

Si quisiera que mucha gente conociera a esta banda, haría una cita textual de Wikipedia; eso le sacaría, sin embargo, un poco de encanto. Primero porque las bandas se corrompen un poco en la fama excesiva; segundo porque es casi tan mía que requiere un poco de autoproducción.
Ahora bien, si tuviera que ser un poco técnico, lo cual es un puntapié para comenzar a hablar de cualquier cosa que requiera técnica, tendría que decir que esta banda se enmarca en una movida bastante renovada de folk-indie-europeo-puntocom. El tipo líder, José González, es aparentemente un genio creativo y con antecedentes exitosos de solista, y tiene una historia bastante parecida al hermano/par de medias; hijo de un psicólogo exiliado por razones políticas de un país (que resulta ser la Argentina), vivió en Suecia toda su vida. No sabría si es también hispanoparlante, pero tanto él como su banda, Junip (ignoro la tipología-convención para escribir Junip; la he visto así JUNIP pero también me gustaría haberla visto así junip como e. e. cummings), cantan en lengua inglesa.

La música que hacen es música bastante invernal, como lo es para mí el indie folk; descubrí, para mi mayor y más oportuna apreciación, que es música ideal para escuchar antes de la tormenta. Transmiten un mensaje espiritual. Música de cronopios de la nueva era, porque estos junips son, en todo, contemporáneos. Su mejor y único LP hasta ahora, llamado Fields, es del año 2010, por mucho el año con el invierno más largo de mi vida. Compartí con poca gente junip, así como solo una persona compartió a junip conmigo. Sería optimista pensar que es una banda tan linda que todos quieren guardarla para sí mismos, lo cual es algo bastante malintencionado; es más lindo que pensar que nadie la conoce. En la radio insanidad, el azúcar de tu café, widget aquí a la izquierda presente, buscando y buscando, pueden dar con dos temas de esta banda: rope & summit, que es el primero que escuché y recuerdo haberlo puesto cuatro veces seguidas pensando que era una frontera musical que efectivamente fue, y without you, que descubrí que es mucho más difícil reproducir de lo que parece. Como bonus, un cover que no pude pero quise creer: teardrop de José González solo, que aparentemente fue un éxito y siempre lo hace, con esa voz tan característica y esa cara de neanderthal concentrado encantadora que he visto que pone cada vez que tiene la guitarra sobre el regazo y tipea esas notas, sólo con los dedos, para lograr la armonía suave que es la salsa pomarola de ese plato de fideos caliente cuyo olor inunda nuestra casa un día de invierno soleado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario